lunes, 3 de octubre de 2011

MOUSSE DE BONIATOS CON GELATINA DE UVAS

Me apetecía hace tiempo hacer un postre con uvas, además cuando llega la época de los boniatos siempre compro porque me encantan simplemente asados, así es que se me ocurrió juntar ambos y me ha salido un postre muy otoñal y bastante original.



Ingredientes:
Para la gelatina:
300 ml de zumo de uvas
150 gr de uvas negras
4 ½ hojas de gelatina


Para la mousse:
500 gr de boniato
30 ml de ron
60 gr de azúcar moreno
20 gr. de azúcar vainillada
1 cucharadita de vainilla en polvo
3 claras de huevo
200 ml de nata
6 hojas de gelatina

Elaboración:
En primer lugar advertir que la gelatina habrá que prepararla con unas horas de antelación pues tiene que estar totalmente solidificada antes de incorporarle la mousse.
Disolver en un chorrito de agua caliente las 4 hojas y media de gelatina. Incorporar el zumo de uva a temperatura ambiente y mover hasta que esté completamente disuelta la gelatina.



Lavar las uvas y partirlas en dos a lo largo. Extraer las pepitas y colocar las mitades de uva en un recipiente alto que nos servirá de molde con la parte cortada hacia arriba.



Ir echando muy poco a poco para que las uvas se muevan lo menos posible la mezla de la gelatina. Introducir en el frigorífico y dejar hasta que la gelatina quede totalmente solida.




Continuamos con la mousse.
Pelar y cortar los boniatos en trozos medianos y cocer hasta que queden tiernos (unos 15 minutos).



Escurrir y poner en el vaso de la batidora junto con el ron, el azúcar moreno, el azúcar vainillada y la vainilla en polvo. Triturar bien y reservar.



Montar las claras a punto de nieve y reservar.



Montar la nata. Para tener éxito en esta operación y para quién no lo sepa, es necesario que la nata tenga un porcentaje de materia grasa superior al 30% y que tanto la nata como el recipiente en el que la vayamos a batir estén muy fríos, yo los meto en el congelador unos 5 minutos antes. También es conveniente poner cubitos de hielo bajo el recipiente mientras batimos para evitar que con la fricción de las varillas suba la temperatura.



Una vez montada la nata la mezclamos con la masa de los boniatos.



Disolvemos las 6 hojas de gelatina en un poco de agua caliente y añadimos a la mezcla moviendo muy bien.A continuación incorporamos las claras a punto de nieve y mezclamos con movimientos suaves y envolventes para evitar que se bajen.



Finalizada la mousse, se echa encima de la gelatina de uvas ya sólida y se deja en el refrigerador un mínimo de 4 ó 5 horas.



Para terminar hay que desmoldar cuidadosamente. Si el molde es rígido para facilitar el desmoldado es conveniente introducirlo unos instantes en agua caliente.